• El origen

    Hace poco, viajando en uno de los muchos vuelos ejecutivos de los que hago mensualmente, conocí a una persona que me enseñó algunas cosas que hasta el momento me han servido de maravilla, cosas que nunca había visto, simplemente por su alto grado de simpleza, como un pescador que no pesca por querer pescar un pez en específico entre mil de su especie.

    Se trata de un señor que trabaja para la compañía de publicidad más grande del mundo, quien está encargado de hacer las negociaciones más agudas de su empresa, la cual siempre espera mucho de él y pone mucho en sus manos.

    La vida tiene una manera de poner frente a nosotros a las personas adecuadas en el momento adecuado, para poder aprender y superar pruebas por las que estemos pasando en aquellos momentos; lo único que tenemos que hacer es escuchar a las personas que nos rodean, aunque se trate de un extraño, ya que muchas veces las llaves más pequeñas son las que abren las puertas más grandes.

    En aquellos momentos pasaba por tiempos a los que yo consideraba difíciles, ya que la felicidad parecía haber escapado de mi vida por factores que no podía ubicar, por más que diera vueltas en mi mente a toda situación en mi vida, que en teoría parecía ser perfecta, o al menos lo hubiera sido para cualquier persona a quien se la hubiera contado.

    incertidumbreTodas las personas en la máquina del mundo tienen algún némesis, quien se encarga de ahuyentar a la felicidad como el fuego ahuyenta a las bestias del bosque, el gran problema es que muchas veces no sabemos ubicar a aquel némesis, quien sigue casi celosamente a la sombra de los hombres.

    Yo, por fortuna o desgracia, conozco perfectamente a aquel némesis, quien tiene un gran poder sobre mí cuando éste se presenta, derritiendo mi voluntad como el sol de medio día derrite a la nieve de la noche. Ese némesis se llama incertidumbre.

    La incertidumbre para mí es exactamente lo mismo que el estar perdido en el bosque más remoto, en la última esquina del mundo, donde parece que nunca encontraré el camino y moriré en el intento.

    Estoy muy consciente de que el escenario que pinta mi mente en momentos de incertidumbre es completamente irreal; sin embargo, en aquellos momentos parece que cada paso que dé terminará en una caída en un precipicio, es por eso que planeo meticulosamente mis acciones con mucho tiempo de anticipación, para evitar a toda costa el encontrarme en una situación de incertidumbre.

    Aquel día, cuando conocí a aquel señor, notó de inmediato, sin conocerme mucho, que algo andaba mal conmigo, por lo que tuvimos una larga e intensa conversación, en la que me hizo ver el porqué de mis fobias, el origen del cual resultó ser algo muy cierto y algo que jamás había notado.

    Este problema resultó ser el hecho de que siempre tengo la necesidad de complacer a todo el mundo, lo que es mi frustración verdadera, ya que la incertidumbre es sólo un síntoma de una situación cuando debo de complacer a alguien y no se cómo.

    Desde mi conversación con aquel hombre he cambiado mi actitud de una manera radical, algo que ha facilitado tanto mi vida como mi desempeño en ella.

  • Salvando al Soldado Pérez

    Bienvenidos a este nueva aventura, donde salvaremos al Soldado Pérez de la ignorancia y lo invadiremos de cultura en todos los sentidos, todos los días recibirá su dotación de información.

    Este blog se encargara de darte toda la información necesaria para estar completamente informado, te informaremos de una forma breve y concisa para que vayas día con día e informales a los demás soldados rasos que no tienen ni idea de lo que pasa en el mundo, también te informaremos de todas las experiencias que le pasan al soldado Pérez.