• La Feria Naval

    Recientemente fui a una exposición naval en la ciudad de San Francisco, donde habría una demostración de una gran cantidad de buques navales que han marcado la historia desde la Primera Guerra Mundial hasta el día de hoy, muchos de los cuales aún siguen operando en distintos escenarios militares alrededor del globo terráqueo, algo que no podía perderme.

    Naturalmente, algunos de los buques que ahí se presentaron son réplicas de algunos que fueron hundidos en combate o que han terminado en el fondo del océano, como resultado de accidentes en altamar o simplemente en puerto, algo que en años anteriores pasaba con frecuencia.

    Estas réplicas estuvieron en construcción por los pasados cuatro años, como un programa de cooperación cultural y amistosa entre la marina británica y la norteamericana, los aliados más cercanos en todo el siglo XX y XXI.

    Para que tal proyecto pudiera llevarse a cabo, se necesitó la ayuda de más de 200 ingenieros navales de ambas naciones y más de 40 mil marineros, quienes trabajaron arduamente por cuatro años, algo que fue no solo bueno para reactivar manos que estaban relativamente inactivas, sino también para incrementar el flujo económico y creación de empleos.

    Los norteamericanos estaban encargados de restaurar y crear réplicas exactas de sus propios grandes buques de guerra, mientras que los británicos y los canadienses estaban encargados de  reestructurar los suyos. Esto es porque en la guerra, los ejércitos canadienses y británicos, así como los australianos, neozelandeses y sudafricanos, son una cofradía de hermanos en armas, actuando como un solo cuerpo armado que ha conseguido enormes resultados cuando la cortina política se abre y balas comienzan a volar a gran escala.

    0010094043

    Los buques británicos, al ser completados, hicieron un tour por el mar Báltico, el mar del Norte, el Mediterráneo y regresando al puerto de Plymouth, tras cruzar el canal de Suez y haber navegado alrededor de Sudáfrica para hacer un viaje de un mes en línea recta hacia el norte, hasta llegar a las Islas Británicas, esto siendo una demostración del excelente trabajo de los ingenieros y marineros de la Marina Real Británica y su cofradía.

    Los norteamericanos, al finalizar la reparación y réplica de sus buques, zarparon dese San Diego hasta Hawái, pasando por las significativas islas Midway, donde se desató la batalla naval más grande de la historia bélica marina entre Estados Unidos y el Japón, donde los norteamericanos salieron victoriosos. El regreso fue a través de la misma ruta.

    Hace un mes los británicos zarparon con su flota desde Plymouth, cruzando el atlántico y atravesando el canal de Panamá, para después navegar hasta San Francisco, para reunirse con sus aliados norteamericanos y exponer el trabajo maestro  de ambas flotas.

    Para llegar ahí tome un vuelo de VivaAerobus de la Ciudad de México a Tijuana, donde crucé la frontera para quedarme en San Diego un par de días y manejar hasta San Francisco, donde me encontraré con mi hermano que ahí vive.

    ¡Fue un viaje maravilloso!

  • Ejecuciones

    Hace una semana terminé un diplomado en medicina general, impartido por los médicos militares en el Campo Marte, un curso verdaderamente interesante, ya que aunque el diplomado fue en medicina general, se enfatizó mucho en heridas traumáticas, como aquellas producidas por armas de fuego de todo tipo.

    Muchas personas, quienes nunca han visto a un cadáver tras haber sido ejecutado por un impacto balístico, podrían pensar que el arma de fuego causa un daño tremendo en el físico de la víctima, cuando en realidad pocas son las veces que realmente es así, con decirles que muchas veces el cuerpo de una persona esta visualmente mucho más afectado después de un buena pelea en un bar que después de haber sido impactado por un proyectil.

    Esto es debido a que los calibres que se utilizan en las calles, si bien son fuertes, no son lo suficientemente altos para reventar el cuerpo de la víctima como lo haría una escopeta, una bazuca, una mina o un impacto de fuego de artillería, cuyo impacto efectivamente mutila el cuerpo, como animales en la carnicería.

    Cuando una víctima es impactada por una bala, muere por dos simples razones:

    • Un órgano se daña internamente
    • El cuerpo se desangra

    Cuando la víctima muere debido a un órgano vital dañado, la escena es aún menos impactante, ya que se encontrará solo un pequeño orificio en su cuerpo y algo de sangre derramada, pero nada más.

    bala1

    Cuando la víctima muere por motivo de desangramiento, el impacto visual es mucho más amargo, debido a que sus cinco litros de sangre estarán esparcidos por todo el lugar y puede ser una escena más fuerte(todo esto es cuando no se conoce a la víctima, de lo contrario todo es traumante).

    No obstante, hay casos en los que el cadáver puede estar destruido aunque se haya utilizado una pistola de bajo calibre, esto es cuando se otorga a la víctima un tiro de gracia mal dado.

    El tiro de gracia se llama así porque en teoría la víctima no siente absolutamente nada al momento de la ejecución, cae muerto inmediatamente; sin embargo, no siempre es así, ya que aunque para muchos el tiro de gracia puede parecer como una operación muy básica, no lo es así muchas veces para el verdugo.

    Cuando un verdugo o un asesino pierden la calma al momento de jalar el gatillo su mano, puede temblar de una manera pronunciada, lo que puede conducir a que el tiro no sea en la nuca, sino unos centímetros más arriba, donde la cabeza puede explotar tras el impacto.

    Otro tipo de herida traumática fatal que se da mucho en la calle es la herida de cuchillo o picahielos, un método de ejecución mucho más cruel, aunque al momento la víctima no siente mucho el dolor, ya que el individuo estará anestesiado por la adrenalina; sin embargo, éste también podrá morir desangrado o por disrupción de tejido vital.

    En general, el diplomado con las fuerzas armadas fue muy interesante.

  • El origen

    Hace poco, viajando en uno de los muchos vuelos ejecutivos de los que hago mensualmente, conocí a una persona que me enseñó algunas cosas que hasta el momento me han servido de maravilla, cosas que nunca había visto, simplemente por su alto grado de simpleza, como un pescador que no pesca por querer pescar un pez en específico entre mil de su especie.

    Se trata de un señor que trabaja para la compañía de publicidad más grande del mundo, quien está encargado de hacer las negociaciones más agudas de su empresa, la cual siempre espera mucho de él y pone mucho en sus manos.

    La vida tiene una manera de poner frente a nosotros a las personas adecuadas en el momento adecuado, para poder aprender y superar pruebas por las que estemos pasando en aquellos momentos; lo único que tenemos que hacer es escuchar a las personas que nos rodean, aunque se trate de un extraño, ya que muchas veces las llaves más pequeñas son las que abren las puertas más grandes.

    En aquellos momentos pasaba por tiempos a los que yo consideraba difíciles, ya que la felicidad parecía haber escapado de mi vida por factores que no podía ubicar, por más que diera vueltas en mi mente a toda situación en mi vida, que en teoría parecía ser perfecta, o al menos lo hubiera sido para cualquier persona a quien se la hubiera contado.

    incertidumbreTodas las personas en la máquina del mundo tienen algún némesis, quien se encarga de ahuyentar a la felicidad como el fuego ahuyenta a las bestias del bosque, el gran problema es que muchas veces no sabemos ubicar a aquel némesis, quien sigue casi celosamente a la sombra de los hombres.

    Yo, por fortuna o desgracia, conozco perfectamente a aquel némesis, quien tiene un gran poder sobre mí cuando éste se presenta, derritiendo mi voluntad como el sol de medio día derrite a la nieve de la noche. Ese némesis se llama incertidumbre.

    La incertidumbre para mí es exactamente lo mismo que el estar perdido en el bosque más remoto, en la última esquina del mundo, donde parece que nunca encontraré el camino y moriré en el intento.

    Estoy muy consciente de que el escenario que pinta mi mente en momentos de incertidumbre es completamente irreal; sin embargo, en aquellos momentos parece que cada paso que dé terminará en una caída en un precipicio, es por eso que planeo meticulosamente mis acciones con mucho tiempo de anticipación, para evitar a toda costa el encontrarme en una situación de incertidumbre.

    Aquel día, cuando conocí a aquel señor, notó de inmediato, sin conocerme mucho, que algo andaba mal conmigo, por lo que tuvimos una larga e intensa conversación, en la que me hizo ver el porqué de mis fobias, el origen del cual resultó ser algo muy cierto y algo que jamás había notado.

    Este problema resultó ser el hecho de que siempre tengo la necesidad de complacer a todo el mundo, lo que es mi frustración verdadera, ya que la incertidumbre es sólo un síntoma de una situación cuando debo de complacer a alguien y no se cómo.

    Desde mi conversación con aquel hombre he cambiado mi actitud de una manera radical, algo que ha facilitado tanto mi vida como mi desempeño en ella.

  • Salvando al Soldado Pérez

    Bienvenidos a este nueva aventura, donde salvaremos al Soldado Pérez de la ignorancia y lo invadiremos de cultura en todos los sentidos, todos los días recibirá su dotación de información.

    Este blog se encargara de darte toda la información necesaria para estar completamente informado, te informaremos de una forma breve y concisa para que vayas día con día e informales a los demás soldados rasos que no tienen ni idea de lo que pasa en el mundo, también te informaremos de todas las experiencias que le pasan al soldado Pérez.