• El secreto de la vida

    Las vacaciones son el sueño de la mayoría de los seres humanos, ya que este pequeño o mediano periodo de tiempo, en teoría, es uno que nos  permite bajar la guardia y concentrarnos en aquello que nos da placer, diversión o simplemente la paz que muchos hombres buscamos, aunque sea solo con el pensamiento, a lo largo y ancho del universo.

    Hace dos meses fuimos a celebrar el año nuevo a uno de los hoteles en Zihuatanejo que se encuentran justo en la playa, por lo que solo hay que dar un paso para dejar el mundo de la civilización humana y entrar a la antesala del reino del mar.

    Al estar en un lugar de estos es prácticamente imposible, al menos en teoría, de tener ninguna migaja de neutralidad o tristeza en nuestro interior, ya que la única preocupación en esos lugares es la de no tener ninguna preocupación.

    Sin embargo, no todas las guaridas nos protegen de la lluvia y no todas las ventanas mantienen lejos al viento, especialmente si no están bien cerradas, de la misma manera que nuestras vidas jamás estarán libres de las preocupaciones si el tener preocupaciones es una preocupación.

    Un día de la vacación, al estar tomando es sol, conocí  a un hombre quien viajaba con su familia, una familia que parecía ser la familia perfecta, llenos de risas y sonrisas.

    Después de algún tiempo de estar platicando  y bebiendo como si fuéramos amigos antiguos, me confesó que toda su vida había querido tener una familia plena y sana y una cuenta de bancaria llena para hacerlos felices, algo por lo que había trabajado la mitad de su vida para conseguir.

    Sin embargo, ahora que había conseguido y conquistado aquellos dos objetivos, ha entendido que a pesar de todo lo que tiene, no es una persona feliz.

    Esta situación me recordó a un libro que en algún momento leí, llamado La épica de Gilgamesh, una historia escrita en Mesopotamia antes de la llegada de Cristo.

    La historia básicamente trata de un rey, quien vivía los placeres de la vida, muchas veces a costa del bienestar de sus súbditos, simplemente por diversión, ya que ningún placer o vicio era suficiente para saciar su alma.

    Al observar los dioses con atención a este soberano, decidieron formar un hombre salvaje, quien le fuera a atormentar la vida para enseñarle una lección; sin embargo, aquel hombre salvaje se hizo amigo del rey, algo que naturalmente enfureció a los dioses.

    Los nuevos amigos viajaron juntos aniquilando monstruos marinos y titanes, quienes salvaguardaban altas montañas, probando ser invencibles.

    Sin embargo, ningún triunfo es eterno y los dioses condenaron a los dos hombres a muerte, pero Gilgamesh sobrevive y busca, como resultado de su dolor por perder a su amigo, los secretos de la vida  por todos los rincones de la tierra, sólo para entender que el secreto de la vida está en entender que la vida que buscamos nunca la encontraremos.

    Esto significa que el encontrar el objeto de una búsqueda siempre nos llevará a una nueva búsqueda.

  • La Feria Naval

    Recientemente fui a una exposición naval en la ciudad de San Francisco, donde habría una demostración de una gran cantidad de buques navales que han marcado la historia desde la Primera Guerra Mundial hasta el día de hoy, muchos de los cuales aún siguen operando en distintos escenarios militares alrededor del globo terráqueo, algo que no podía perderme.

    Naturalmente, algunos de los buques que ahí se presentaron son réplicas de algunos que fueron hundidos en combate o que han terminado en el fondo del océano, como resultado de accidentes en altamar o simplemente en puerto, algo que en años anteriores pasaba con frecuencia.

    Estas réplicas estuvieron en construcción por los pasados cuatro años, como un programa de cooperación cultural y amistosa entre la marina británica y la norteamericana, los aliados más cercanos en todo el siglo XX y XXI.

    Para que tal proyecto pudiera llevarse a cabo, se necesitó la ayuda de más de 200 ingenieros navales de ambas naciones y más de 40 mil marineros, quienes trabajaron arduamente por cuatro años, algo que fue no solo bueno para reactivar manos que estaban relativamente inactivas, sino también para incrementar el flujo económico y creación de empleos.

    Los norteamericanos estaban encargados de restaurar y crear réplicas exactas de sus propios grandes buques de guerra, mientras que los británicos y los canadienses estaban encargados de  reestructurar los suyos. Esto es porque en la guerra, los ejércitos canadienses y británicos, así como los australianos, neozelandeses y sudafricanos, son una cofradía de hermanos en armas, actuando como un solo cuerpo armado que ha conseguido enormes resultados cuando la cortina política se abre y balas comienzan a volar a gran escala.

    0010094043

    Los buques británicos, al ser completados, hicieron un tour por el mar Báltico, el mar del Norte, el Mediterráneo y regresando al puerto de Plymouth, tras cruzar el canal de Suez y haber navegado alrededor de Sudáfrica para hacer un viaje de un mes en línea recta hacia el norte, hasta llegar a las Islas Británicas, esto siendo una demostración del excelente trabajo de los ingenieros y marineros de la Marina Real Británica y su cofradía.

    Los norteamericanos, al finalizar la reparación y réplica de sus buques, zarparon dese San Diego hasta Hawái, pasando por las significativas islas Midway, donde se desató la batalla naval más grande de la historia bélica marina entre Estados Unidos y el Japón, donde los norteamericanos salieron victoriosos. El regreso fue a través de la misma ruta.

    Hace un mes los británicos zarparon con su flota desde Plymouth, cruzando el atlántico y atravesando el canal de Panamá, para después navegar hasta San Francisco, para reunirse con sus aliados norteamericanos y exponer el trabajo maestro  de ambas flotas.

    Para llegar ahí tome un vuelo de VivaAerobus de la Ciudad de México a Tijuana, donde crucé la frontera para quedarme en San Diego un par de días y manejar hasta San Francisco, donde me encontraré con mi hermano que ahí vive.

    ¡Fue un viaje maravilloso!

  • Salvando al Soldado Pérez

    Bienvenidos a este nueva aventura, donde salvaremos al Soldado Pérez de la ignorancia y lo invadiremos de cultura en todos los sentidos, todos los días recibirá su dotación de información.

    Este blog se encargara de darte toda la información necesaria para estar completamente informado, te informaremos de una forma breve y concisa para que vayas día con día e informales a los demás soldados rasos que no tienen ni idea de lo que pasa en el mundo, también te informaremos de todas las experiencias que le pasan al soldado Pérez.