Resident Evil: Vendetta

Hace una semana se anunció en Cinemex que la nueva película de Resident Evil, llamada Resident Evil: Vendetta volvería a proyectarse en algunos cines de la Ciudad, por lo que no lo pensé dos veces y compré mi boleto vía internet para no tener el problema de llegar a la sala y ver que los boletos ya se habían terminado.

Cuando llegué a la sala me percaté de que en efecto, esta estaba llena y no había ningún lugar vacío. Así que esperé a que comenzará en lo que me comía las palomitas que me había comprado antes de entrar.

Resident Evil: Vendetta narra la historia de Chris Radfield quien, con su equipo van a una mansión donde se supone que hacen venta ilegal de armas, pero no son armas comunes y corrientes, estas son biorgánicas, por lo que deben detener al Arias, el hombre que está detrás de todo. Cuando llegan a la mansión se encuentran con una penumbra que, inmediatamente los llena de miedo. Cuando están dentro descubren qué hay seres que comen carne y sangre y que se les abalanzan como personas en una tienda de rebajas. Chris descubre que ahí se encuentra una de las agentes y su hijo, por lo que va en busca de Arias para destruirlo, pero la establemente lo pierde de vista porque una horda de zombis lo atacan y debe escapar.

Después de este incidente, Chris busca la ayuda de la doctora Rebecca Chambers ya que ella, gracias a su intelecto y a sus conocimientos, descubrió un antídoto para el arma de Arias, ya que esta ataca a los seres humanos detonando el virus que se encuentra en el cuerpo humano gracias a un gas tóxico. Arias lo sabe, por eso decide atacarla pero Chris llegó antes para poder salvarla.

Juntos comienzan a investigar y al percatarse de que este problema tiene que ver con una sociedad religiosa llamada Los Iluminados, van en la busca de un veterano de la caza zombie, Leon S. Kennedy. Es cuando los tres deciden terminar con la venganza que carcome las entrañas de Arias aunque eso signifique tener que enfrentarse a hordas de muertos vivientes y a seres descomunales llenos de odio y rencor.

Cuando salí del cine quedé encantado del nuevo Resident Evil que están realizando ya que después de los dos penúltimos juegos y las películas live action que han sido catalogadas como terribles, una historia de esta magnitud hace que cualquier fan se sienta contento y quiera ver más de Resident Evil.

Cuando llegué a casa uno de mis amigos me pasó el link para poderla ver de manera ilegal en internet. Lo cierto es que podría haberme quedado en casa a ver la película en alguno de los colchones ortopédicos memory foam qué hay en la casa, en pijama y hasta con mi mascota acostado conmigo en la cama, pero la experiencia de disfrutar de la película en el cine no se compara, y menos cuando eres un fanático de la saga como yo.